La ligadura de trompas es un método anticonceptivo permanente que impide la posibilidad de embarazar en forma natural con relaciones sexuales.

Este método existe desde hace muchos años, pero luego de la promulgación de la Ley 26130 en nuestro país en el año 2006, cada vez más mujeres (y a edades más tempranas) recurren a esta cirugía para evitar embarazos no deseados.

Es muy frecuente sin embargo, que esas mujeres que en algún momento de su vida pensaron en no tener más hijos, hoy reevalúen esta posibilidad enfrentándose de este modo a la siguiente pregunta:

Puedo embarazar con las trompas ligadas?

La respuesta es .

Por supuesto se requerirá de alguna intervención para que esto suceda, ya que las trompas son conductos que conectan el útero y los ovarios permitiendo de este modo al espermatozoide llegar al óvulo, unirse a él y formar un embrión, y posteriormente a ese embrión descender hacia el útero para implantarse y dar lugar a un embarazo. Si una mujer tiene las trompas ligadas, esa conexión se encuentra bloqueada.

Afortunadamente hace más de 40 años surge la Fertilización In Vitro (FIV), para solucionar los problemas de fertilidad de las mujeres que tenían las trompas bloqueadas. En esta técnica reproductiva, la unión del óvulo y el espermatozoide se produce fuera del cuerpo humano, en un laboratorio. De este modo se soluciona la dificultad de no contar con las trompas para tal fin.

En concreto, el embarazo es posible a través de la Fertilización In Vitro.

WordPress Lightbox Plugin