La endometriosis es un trastorno que afecta al endometrio, uno de los tejidos que recubre el interior del útero. 

Lo que ocurre cuando se da la endometriosis es que el endometrio crece fuera del útero, afectando a los ovarios, las trompas de Falopio y el tejido que recubre la pelvis. Además, la endometriosis es una enfermedad que puede ocasionar dolor y molestias. 

La endometriosis severa suele causar problemas de fertilidad, además de que el tejido similar al endometrio sangra con cada ciclo menstrual, se engrosa y descompone. Como no tiene forma de salir del cuerpo, queda atrapado.

También puede formar los llamados “quistes endometriomas”, entre otras complicaciones.

Las causas de la endometriosis no están del todo delimitadas. Sin embargo, estas son algunas de las posibles explicaciones:

  • Un trastorno del sistema inmunitario, que hace que el cuerpo sea incapaz de destruir el tejido endometrial que crece por fuera del útero.
  • La menstruación retrógrada, en la que la sangre no sale del cuerpo sino que regresa hacia la cavidad pélvica a través de las trompas de Falopio (conteniendo las células endometriales).
  • La transformación de las células peritoneales, que recubren el lado interno del abdomen, en células similares a las del endometrio.
  • La implantación de cicatrices quirúrgicas, luego de cirugías como cesáreas e histerectomías.

Afortunadamente, las consecuencias de la endometriosis tienen tratamiento. En este artículo vamos a contarte todo lo que es necesario saber sobre este trastorno de forma ágil y práctica.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

El principal aviso de que podría haber endometriosis radica en el dolor pélvico, especialmente durante el período menstrual. 

Pero no se trata de un dolor leve o “tolerable”, ni de los clásicos cólicos que suelen experimentar las mujeres durante su ciclo. El dolor que oficia como síntoma de la endometriosis es más fuerte y sostenido.

Otros síntomas de la endometriosis son:

  • Dismenorrea, el nombre técnico que se le da a los ciclos menstruales dolorosos. Sentir molestias en la parte baja del abdomen y la espalda también es un síntoma común. 
  • Dolor durante o después de las relaciones sexuales.
  • Sangrado excesivo durante el período menstrual y sangrados intermenstruales.
  • Dolor al orinar o defecar.
  • Fatigas, estreñimiento o diarrea, náuseas e hinchazón durante el período menstrual.
  • Esterilidad, siendo común que se diagnostique la endometriosis en pacientes que acuden a tratamientos de infertilidad.

Cabe recordar que la endometriosis se suele confundir con otras enfermedades como la inflamatoria pélvica, el síndrome de intestino irritable o los quistes ováricos.

Endometriosis y embarazo: lo que hay que saber.

Como comentamos anteriormente, una de las principales consecuencias de la endometriosis es la infertilidad. Por lo tanto, las mujeres que desean cursar un embarazo pero lo encuentran imposible podrían padecer endometriosis.

A la inversa, muchas mujeres detectan en primer lugar su problema para lograr el embarazo y, al tratar la infertilidad, descubren que la causa es la endometriosis.

Aunque no existe un tratamiento de la endometriosis para erradicar por completo el trastorno, sí es posible tratar el dolor que genera y la infertilidad. 

Los tratamientos para el dolor pueden darse a través de terapias hormonales, tratamientos quirúrgicos y medicamentos. 

Y en el caso de la infertilidad, existen distintos tratamientos de acuerdo a cada caso en particular. 

En In Vitro Buenos Aires ofrecemos opciones de reproducción asistida con el acompañamiento de un staff médico de excelencia, infraestructura de primer nivel y tecnología de vanguardia. Si sos una de las tantas mujeres que padecen endometriosis, o querés consultar cuál es la causa de tu infertilidad, estamos para acompañarte.

Solicitar asesoramiento con un especialista

WordPress Lightbox Plugin